ORIENTACIÓN VOCACIONAL Y EMPLEABILIDAD

La Orientación Vocacional se traduce como: “un conjunto de prácticas destinadas al esclarecimiento de la problemática vocacional”.

Se trata de una tarea cuyo objetivo fundamental es proveer los elementos necesarios para que se facilite la situación-posibilidad de elección para cada sujeto.

La orientación vocacional puede concretarse de forma individual o grupal ya que implica una serie de actividades relacionadas tanto a la exploración personal como así también al análisis de la información sobre la oferta académica y las peculiaridades del mercado laboral actual.

En general, los destinatarios primarios de dicha orientación vocacional son los adolescentes, que se encuentran próximos a finalizar los estudios secundarios y necesitan, imperiosamente, la guía o acompañamiento, de algún especialista, en la elección de su futuro profesional. Sin embargo, la orientación también puede ser una herramienta muy eficaz para los jóvenes en general y para los adultos que se encuentran insertos laboralmente y que evalúan la posibilidad de realizar una formación de posgrado.

Es importante destacar, desde mi experiencia personal de más de 15 años guiando a adolescentes y jóvenes en la búsqueda de su futuro profesional, centrar dicha búsqueda en responder a la pregunta existencial de: que- quien quiero ser (tarea nada fácil y respuesta que pude ir cambiando en tanto se vaya desarrollando la madurez del individuo), ya que se torna esencial a la hora de identificar habilidades, capacidades, aptitudes e intereses de las personas que desean utilizar esta herramienta para decidir qué carrera estudiar.

Que efectos presenta la Orientación Vocacional sobre la Empleabilidad, entendiendo a esta última como: “la capacidad de una persona de acceder a un puesto de trabajo, mantenerse en él y reorientarse profesionalmente en otro, en caso de pérdida del primero”, por ejemplo, quien acceda a realizar los Test orientativos, tendrá la posibilidad de reconocer sus aptitudes, capacidades y habilidades: sociales, intelectuales y emocionales, sumamente importantes para captar las demandas de los empleadores en función de su perfil profesional y la posibilidad de transmitir un mensaje adecuado al mercado hacia el que apunta la empresa en la que desea trabajar.

La Empleabilidad exige hoy, disponer de conocimientos y cualificaciones técnicas de competencias y de la motivación necesaria para responder a los requerimientos de un mercado laboral en cambio.

En todo caso, es el individuo el primer interesado en su Empleabilidad, y para trabajar sobre ella ha de cuidar tres cosas:

  • Conocerse
  • Formarse
  • Venderse

Cualquiera de estos tres factores sin los otros dos implica una Empleabilidad defectuosa.

El beneficio que esta persona saca de cuidar su Empleabilidad es mantener sus opciones en un mercado laboral altamente competitivo y mejorar su ajuste profesional y sus opciones de promoción y desarrollo dentro de su empresa.

Por lo tanto, la Orientación Vocacional-profesional, facilita que el individuo encuentre su vocación para tener éxito en su vida Profesional. Cuando la persona inicia su trayectoria profesional, parte con ventaja si ha realizado una buena Orientación Vocacional, ya que esta, tiene como objetivo fundamental, educar para la vida laboral y así favorecer la capacidad que posee una persona de conocer lo que se demanda de ella y las propias posibilidades disponibles para cada momento y requerimiento del Empleador.

 

Prof. y Lic. Adriana E. Fontana
Orientadora Vocacional-Profesional
3794756203

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: