Planificar la carrera II

Continuando el hilo anterior en este post te  propongo otros aspectos a tener en cuenta para planificar tu carrera profesional.

6. Cambia, todo cambia

Demás está decir que la velocidad de los cambios en el mercado laboral son rápidos, los adelantos en tecnología dejan obsoletos o en el mejor de los casos desactualizados los conocimientos que adquirimos ayer; viene al caso un párrafo de Alicia en el País de las maravillas

¡Un país bastante “lento” el tuyo! -replicó la Reina-. Aquí, es preciso correr mucho para permanecer en el mismo lugar y para llegar a otro hay que correr el doble más rápido.”

Para mantener un alto nivel de empleabilidad es necesario permanecer actualizados.

A este respecto es bueno estar atento a las pequeñas variaciones que se dan en nosotros y en el contexto anticipando los grandes cambios, y no solo en lo tecnológico. @InesTemple cuenta que en BDM Perú utilizan la técnica de “la puerta blanca” dice en Usted S.A que al salir del edificio cuando pasan por las puertas cada persona debe preguntarse ¿Qué valor he agregado hoy, que hice para  contribuir, que hice hoy para ganarme mi sueldo? Si han pasado tres días en los que no pueda identificar claramente cuáles son los aportes que se han hecho es momento de replantear algunas cosas. Relacionado con esta situación está el concepto de Despido Interior; seguramente te interese leer este artículo bit.ly/2A6A6ER)

No existe una ley o regla que indique cada cuanto tiempo se debe cambiar de empleo  pero si detectas en tus conductas indicadores de Despido Interior seguramente será un buen momento para que planifiques el próximo paso en línea con tus objetivos.


Por otra parte si en el pasado has cambiado varias veces de empresa en un corto periodo de tiempo te sugiero “camuflar” esta mala estrategia en tu CV (elige el tipo de Currículum funcional antes que uno cronológico) y prepara razones que evidencien el porqué de esos movimientos.


Periodos de inactividad: presta especial atención a estos periodos por dos motivos:

1. Estar fuera de actividad durante un tiempo prolongado despierta suspicacias ya que puede indicar que estés desactualizado. Deberás argumentar con fuerza y consistencia el porqué de estos lapsos y como aprovechaste ese tiempo para fortalecer tu perfil laboral.

2. Estos periodos en transición, si son muy prolongados, pueden ser interpretados como indicadores de algún aspecto des adaptativo de tu perfil.

7. Recalculando, recalculando.

Periódicamente valora  tu situación. Mide, evalúa y re evalúa. Pide feedback. ¿Estás donde querías estar? Si te has desviado, ¿qué ha ocurrido? ¿Qué debes hacer para volver al camino trazado? Ya lo dijo Lord Kelvin “lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre”

8. Reciclaje y actualización

Relacionado con el punto anterior, es necesario que monitorices las necesidades del mercado laboral para realizar las acciones de reciclaje y actualización que te permitan mantener tu nivel de competitividad y empleabilidad.

Para ello, además de seguir e imitar a los  profesionales que ya están desempeñando el puesto que persigues, revisa las necesidades del mercado, entra en las ofertas de los portales de empleo y redes profesionales ¿qué nuevas competencias, conocimientos, tecnologías, etc., pide el mercado a un profesional de tus características?

Mantén tu curriculum al día. Es un documento vivo que debes actualizar.

9. Networking

Infaltable. Mantener una red de contactos viva, oportuna y consistente  es la fuente de oportunidades laborales más importante y debe estar incluido en tu Plan de Carrera.

Un buen networkig es más working que net (como dice Alfonso Alcántara). Mantén contacto fluido, comparte, invita, ofrece información a tus colegas, comparte datos de interés. No aparezcas solo para pedir, recuerda que no contratan las empresas, contratan las personas.

10. Escribe un Blog

El blog es la herramienta central para construir tu marca profesional, posicionarte como experto y referente en tu sector. Ten por seguro que los reclutadores googlearan tu nombre y es preferible que encuentren tu blog en el que vuelcas tus opiniones y conocimientos antes que una foto comprometedora.

El blog se transformará cada vez más en una herramienta de  relevancia para convertirse en un profesional de relevancia. Es una tarea que implica constancia y dedicación pero sin dudas es tiempo bien invertido.
Cuanto antes comiences a escribir tu blog mejor para tu carrera profesional. Un blog te posiciona y potencia tu marca personal.

Toma tu carrera profesional como una cuestión personal. Cada vez más el mercado pide especialistas que muestran una marcada dirección, con cambios de puesto, empresa y sector que sean lógicos, motivados por  claros objetivos profesionales.
Como dije en el post anterior los cambios que no tienen continuidad lógica son mal valorados por los reclutadores y las  empresas, con esto no quiero decir que no puedas reorientar tu carrera, todo lo contrario, pero debes hacerlo planificando y con coherencia.

¿Qué pensas? Se te ocurren otras ideas para planificar tu carrera profesional?


 

Emprendedor con marcada orientación Social. Tec. Sup en Psicología
Selector de personas y Orientador ocupacional en www.reorienta.com.ar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: